14 abril 2016: “Carta a un personaje de ficción”

copia

Mafalda

 Cantalejo, 14 de abril de 2016

Hola MAFALDA:

¿Cómo estás tú? Espero que muy bien y… no tengas sopa para cenar ;)

Antes de nada, me presento: soy Laura, y estoy encantada de poder saludarte.

El motivo de esta carta se resume en dos palabras: “eres única”.

Y no podía dejar pasar esta oportunidad sin dedicarte estas líneas cargadas de admiración y felicitarte por ser como eres.

Me río contigo, con tus ocurrencias, con tus banalidades tiernas, con tus expresiones y tu forma de dar en el clavo cada vez que abres la boca -bueno o en tu caso, mejor dicho, cada vez que un gran bocadillo se dibuja al lado de tu personaje  y habla por ti-. Pero no me gusta pensar que solo eres un trazo en el papel. Para mí eres una leyenda, ni viva ni muerta, una leyenda atemporal que llegó para quedarse y para que el resto de los mortales -que por aquí sólo estamos de paso- tengamos el grandísimo privilegio de descubrirte y disfrutar, y reír, y pensar… y sobre todo, aprender.

 

Ratoncito Pérez

Cantalejo a 14 de abril de 2016

 

¡Querido ratoncito Pérez!

¿Qué tal estás? ¡Hace tanto tiempo que no sé de ti…!

Te escribo, porque el otro día buscando un libro, encontré un cuento que hacía mucho que no había visto y en cuanto lo tuve en mis manos me transportó a aquella mañana en la que uno de mis hijos me llamó y me dijo: ¡Mira, mira lo que me ha dejado el ratoncito Pérez!

Era un cuento pequeño, pero que ilusión tan grande producían esos pequeños regalos que a cambio de un dientecito de leche les dejabas debajo de su almohada. Ellos me preguntaban:         ¿Y qué hace con los dientes de tantos niños? Y yo, como podía les explicaba lo primero que me venía a la cabeza, porque la verdad es que para mí, también era un misterio.

Cuando a mí se me cayó el primer diente, viniste, te lo llevaste me dejaste el regalo y después nunca más volví a saber de ti hasta ese día.

De eso ya han pasado 20 años y desde entonces no has vuelto a pasarte por mi casa, ¡claro, como no tenemos dientecitos para ofrecerte!

 

la_chica_del_tren

Aceptar situaciones. (La chica del tren)

Muñoveros 14 abril 2016

 Querida amiga:

Impresionada por la carta recibida, te escribo unas líneas con el ánimo de reconfortarte.

La vida a veces nos hace enfrentarnos a situaciones tan duras que son difíciles de sobrellevar, pero tenemos que tener mucho coraje y reunir todas nuestras fuerzas para salir adelante.

El no saber aceptar lo que en un momento dado nos puede venir, hace que vayamos cayendo por un precipicio del que luego es muy difícil salir.

Debemos reunir el suficiente valor para poder convivir con aquello que se nos pueda presentar, ya que va en ello nuestra vida y la de las personas que nos rodean.

 

 R.2

Caperucita Roja

Sebúlcor, 14 de abril, 2016

Querida Caperucita:

Muy señora mía, espero que al recibo de la presente se encuentre bien, yo bien a Dios gracias.

Lamento mucho no poderme dirigir a usted por su nombre de pila ya que en todas las historias que he leído y escuchado de usted, no lo menciona. Y le llamo de Ud. Porque imagino que, desde que la conozco, de esto hace mucho, habrá ido cumpliendo, como todos, sus años.

Perdóneme Caperucita  el atrevimiento pero, aprovecho esta oportunidad para comentarle algunas cosas que siempre me ha tenido muy preocupada. ¿Cómo es que nunca se dio cuenta de que el lobo la engañaba?

 

 

 

Peter Pan

Hey guy, What’s going on?

Paso tío,pensaba escribir en inglés pero me da mucho palo. Eso de pensar es que cansa que no veas…

Si eso te pillas el  traductor de Google y listos.

¿Sabes qué? Que soy como tú, tío. Pero igualito, oye.  Pero en español, claro. Porque no me queda otra que ir al insti, pero no hago nada. ¡Pues sólo faltaba!, aguantar a la tiesa del inglispitinglis o al cabeza de mates. ¡Buf!, sólo de pensarlo me da un mal rollo…

Y mis viejos, van y me sueltan que si no quiero estudiar que me busque un curro. Claro, en eso mismo estoy pensando yo .

Es que no me entienden tío; Si a mí, lo que me va es vivir en mi mundo, como tú en Nerverland, pues lo mismo. En mi habitación, en mi super silla basculante con almohadillado special soft que me han regalado mis viejos en navidades.

 

 2Sherlock Holmes

Cantalejo, 14 de Abril del 2016

Sr. Sherlock Holmes
221b Baker Street
Londres

Estimador señor:
Quisiera a través de esta carta hacerle llegar mi agradecimiento por esos interesantes y divertidos momentos vividos durante la lectura de sus aventuras  detectivescas.
Su compañero y amigo, el Dr. Watson, le describe como frío, irónico, ingenioso e intelectualmente inquieto, también como el arquetipo de investigador cerebral por excelencia que influyó en gran medida en este género literario.
La lectura de “Estudio en Escarlata” despertó mi curiosidad e interés por su persona dotada por su creador –Sir Arthur Conan Doyle- de esa gran capacidad de observar y deducir, mediante un examen justo y sistemático de cuanto le rodea, llegando a la resolución de un suceso de una forma lógica;