El informe

 

EL INFORME

 

Por fin había finalizado el informe.

El informe que le había obligado a renunciar a las vacaciones en la deseada España, al lugar donde llevaba proyectando viajar con Laura, su mujer desde hacía cinco años.

El propósito era visitar a Carol la prima de su mujer y Juan su marido, ¡qué pareja más agradable! Habían congeniado perfectamente desde que su esposa había contactado con sus familiares a través de las redes sociales y sus primos españoles les habían invitado a pasar el mes de Agosto en su casa de Cadaqués.

España…..que lugar más paradisíaco…su diversidad cultural, su variada gastronomía, la sobriedad castellana plasmada en sus templos románicos y catedrales góticas, la algarabía de Andalucía, las costas del Mediterráneo las playas de Valencia majestuosamente plasmadas por Sorolla, el enigmático Dalí … aysss la pintura…si no hubiera declinado su pasión del estudio de las Bellas Artes…. ¡estudiar economía!……. con lo que odiaba los temas fiscales….. pero su padre tenía un reputado despacho en el centro de Manhatan y no podía abandonar el legado familiar  fundado hacía 75 años dado que su hermano mayor era un erudito profesor de Economía Internacional en la Universidad de Oxford por lo que era él quien debía dedicarse a los temas fiscales de la Asesoría Financiera familiar. No podía defraudar a su padre, jubilado hacía 5 años y a los 75 años de reputación de la empresa Maty&Maty.

A pesar de que estuvo a punto de dar un gran giro a su vida cuando una importante multinacional le había comprado el nombre de su despacho  y pensó que había llegado el momento de comenzar la vida que siempre había anhelado.

Sin embargo el peso familiar era una gran carga y la propuesta económica le había deslumbrado con sus promesas, (el nombramiento como Director General de la Zona Este, el aumento de su sueldo hasta casi duplicar el salario actual sin modificación alguna de la jornada laboral…), promesas que por otra parte, habían comenzado a difuminarse a medida que las letras pequeñas crecían y su trabajo de 8 a 3 terminó acabando a las diez de la noche y bajo las órdenes de un tirano al que se le había ocurrido que el informe tenía que estar terminado antes del día 31 de Julio….y el mes de Julio había sido operado de apendicitis y en el hospital no le habían permitido llevar su ordenador por problemas de interferencia con los equipos médicos.

Cuando comentó a Mr. Richards que comenzaría el estudio del informe en Septiembre tras volver de las vacaciones durante el mes de Agosto por lo que lo podría tener esbozado a mediados del mes de Octubre los alaridos pudieron escucharse en toda la planta e incluso en el piso superior……

–     ¡El informe sobre la repercusión de las Torres Gemelas y el resto de los     rascacielos de Manhatan en la economía mundial no podía esperar al mes de          Octubre, debía presentarlo como muy tarde antes del 15 de Septiembre!

–          Pero… Mr. Richards… eso supondrá que tendré que trabajar durante todo el mes de Agosto y este mes de Agosto me había asegurado que podía viajar con mi esposa a España… llevo posponiendo este viaje por razones de trabajo durante cinco años y usted me aseguró que este año podría hacerlo….

–          Evidentemente que podría haberlo hecho Gerard…. usted se comprometió a presentar el informe a finales del mes de Julio y no ha cumplido con sus obligaciones.

–          Pero Mr. Richards este informe no será necesario hasta su presentación en la feria industrial de San Andrés a fines de Noviembre, por lo que si el Comité pudiera reunirse la tercera semana del mes de Octubre para debatirlo sería suficiente.

–          Perdone Gerard pero yo me he comprometido ante el Comité antes del 15 de Septiembre y todos los miembros del Comité están planeando sus vacaciones contando con esa fecha.

–          Pero… si yo he hablado con todos los miembros y todos excepto Johan están de acuerdo…. Sabe usted que Johan ha sido la última incorporación en la empresa… y estoy de acuerdo que es un honor para nosotros  que el número uno de su promoción en Yale haya accedido a trabajar para nuestra empresa …pero el nombre de mi familia desde hace 75 años es algo que debería primar ante una situación así…….

–          Perdone Gerard pero como usted conoce los Estatutos contemplan que si el 100% del Comité no aprueba los planes de trabajo éstos no podrán ser modificados…

Otra vez …la letra pequeña del contrato…. Cuando los Estatutos de la empresa habían sido modificados para facilitar la participación de empleados veteranos en el Comité y números uno de su promoción de estudios universitarios económicos y fiscales siempre pensó en los hijos de empleados que habían sido becados por la empresa familiar ….había sido una importante apuesta de Gerard ante la prestigiosa firma Richards&Richards y no podía renunciar a ella.

Pero ahora… iba a quedarse sin vacaciones porque Johan había votado en contra, influenciado por Mr. Richards esto estaba claro pero era un trepa y ya se sabe….

Por tanto la lucha fue infructuosa y a pesar de que el resto de los 50 miembros del Comité le habían asegurado que votarían a su favor en este tema si llegaba a plantearse en la Asamblea del mes de Julio, renunció a plantear el tema en la sesión y volvió a posponer su viaje a España un año más.

Laura se había disgustado de nuevo pero su maravillosa mujer comprendió la situación y le aseguró que podrían viajar el año que viene a España…. Era autónoma y podía planear los viajes durante el mes de Agosto si a él le venía bien dado la decoración de interiores durante el mes de Agosto se paralizaba todos los años.

Finalizado el informe imprimió una copia y la dejó sobre el despacho de Mr. Richards junto con una nota informándole de que tomaría el resto de la semana libre pues al día siguiente quería acudir a la celebración familiar que con motivo del aniversario de boda de sus padres se celebraba cada 11 de Septiembre en Nueva Jersey.

Abandonó su despacho en la planta 95 de la Torre Sur del World Trade Center después de cenar el emparedado de pavo que Laura había preparado.

Al menos disfrutaría de unos días libres antes del comienzo del otoño financiero siempre tan difícil en Nueva York.

 

Olmo Melson.