En busca del empleo perdido…..

Imagen.

 

Ya solo quedaban cinco minutos, expectación, después de cinco angustiosos días esperando la llamada, tras cinco años de estudios y viajes, con cinco idiomas en mi currículum, un único deseo: oír al personal de recursos humanos estas cinco palabras: ¡enhorabuena! El trabajo es tuyo.

A.M.