La celiaquía

Sep 4th, 2012 | por Elcantal | Categoria: El herbolario, Miscelánea, Salud y Consumo

La celiaquía no hace mucho sonaba a una enfermedad rara pero, por desgracia, cada día es más común su diagnostico en algunos bebés y en muchos adultos, por ello y por la poca información que tienen algunos celiacos sobre lo que es esta enfermedad hablaremos de ella para conocerla un poco más.

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune caracterizada por una inflamación crónica del intestino delgado o yeyuno, causada por la exposición al gluten, una proteína vegetal presente en algunos cereales trigo, cebada, centeno, kamut, espelta y posiblemente la avena-por cuestiones de contaminación cruzada.

En condiciones normales todo alimento ingerido debe pasar por un proceso de digestión que lo degrade a partículas más pequeñas para que estas puedan ser luego absorbidas. Esta absorción tiene lugar en el intestino delgado y para que esto sea posible es necesaria la existencia de vellosidades. Su papel en la absorción es parecida a la que realizan las raíces de los árboles siendo la longitud de éstas esencial para que dicha absorción se produzca en mayor o menor grado. Cuando la longitud del vello se acorta, la absorción se reduce y la nutrición de la persona queda mermada.

Se puede presentar en cualquier etapa de la vida, y aunque se suele diagnosticar en la infancia, en países desarrollados se diagnostica cada vez más en adultos.

Es una enfermedad de origen genético pero no hereditaria. Sin embargo el hecho de que una persona la padezca hace que aumenten las probabilidades de que sus familiares la padezcan, en comparación a la población en general. Los síntomas incluyen diarrea crónica, retraso del crecimiento, fatiga, erupciones en la piel, pérdida de peso, cambios en el carácter, vómitos y vientre hinchado entre otros.

Se trata de una enfermedad permanente cuyo único tratamiento eficaz es la dieta estricta libre de gluten, el problema surge porque la mayor parte de los productos del supermercado no especifican en el etiquetado la presencia de gluten en su composición y otro problema es la contaminación cruzada, los alimentos pueden contener gluten incluso cuando este no haya sido colocado a propósito en la composición, debido a que en muchos procesos industriales se elaboran distintos productos en una misma máquina. Por ejemplo, si en una máquina para hacer pan se hace primero un pan con gluten y luego se intenta hacer otro sin gluten, lo más probable es que el segundo no resulte libre de gluten, ya que quedan trazas en la maquina, horno, recipiente…etc.  Por ello si eres celiaco o conoces a alguno lo mejor es ponerse en contacto con la FACE (asociación de celíacos de España) donde disponen de una larga lista de productos y marcas libres de gluten constantemente actualizada. Se debe evitar el consumo de productos manufacturados que no estén dentro de estas listas.

A grandes rasgos se deben evitar los siguientes alimentos: pan y harinas de trigo, centeno, cebada y avena, bollos, pastas, pastas de sopa, galletas, bizcochos, madalenas y pastelería en general, sémola de trigo, cualquier producto en cuya composición entren cualquiera de las harinas citadas, alimentos malteados, chocolates en general (excepto si existe declaración expresa del fabricante), bebidas preparadas con estos cereales: malta, cebada, cervezas. Hay que tener mucho cuidado con estos otros pues pueden contener gluten sin especificarlo en su etiquetado: charcutería en general (mortadela, salchichas,  jamón,  jamón york, chorizo, salchichón, queso fundido, queso en láminas, patés, conservas, dulces, caramelos, turrones y mazapanes.

CONSEJOS

-Llevar a cabo una alimentación variada y equilibrada, Para evitar carencias nutricionales.

-Fomentar el consumo de alimentos que no contienen gluten: arroz, maíz, quinoa, mijo y sorgo, verduras y hortalizas, frutas, legumbres, pescados, huevos, aceites de calidad, miel.

-Leer atentamente las etiquetas de los alimentos y evitar los que incluyan ingredientes que no puedan clasificarse como libres de gluten por el fabricante. La falta de información en el etiquetado de los productos origina complicaciones a las personas afectadas.

-No consumir alimentos procesados o preparados sin que se conozca su contenido y la forma como se llevó a cabo su preparación.

-El trigo, centeno, avena y cebada pueden formar parte como aditivos de infinidad de alimentos: salsas, aliños, cremas de leche, café instantáneo…..por eso es tan importante leer.

-No consumir productos que incluyan entre sus ingredientes los siguientes aditivos: fécula almidón, almidón modificado, proteína, proteína natural hidrolizada, proteína vegetal hidrolizada, sémola, estabilizador o aromatizantes o aditivos de cereales (sin especificar su procedencia).

-Identificar el símbolo (espiga barrada) internacional de alimentos permitidos para celíacos en los productos especializados de venta en herbolarios y algunos supermercados.

La fitoterapia en el tratamiento de la enfermedad celíaca supone la utilización de una serie de plantas cuya función es la siguiente:

-Plantas antiinflamatorias que ayuden a relajar el intestino irritado y desinflamen la zona.

-Plantas con propiedades cicatrizantes que ayuden a recuperar la mucosa intestinal.

-Plantas astringentes que controlen el exceso de heces blandas (si las hubiera).

Entre todas las plantas medicinales podríamos mencionar las siguientes:

-Manzanilla (Matricaria chamomila) posee propiedades antiinflamatorias y relajantes que pueden ayudar a disminuir la inflamación, prevenir la hinchazón y rebajar el dolor. Al mismo tiempo, sus propiedades vulnerarias pueden ayudar a prevenir el deterioro de la pared intestinal.

-Malvavisco (Althaea officinalis) Su riqueza en mucílagos la hace adecuada para el tratamiento de las mucosas irritadas. Igualmente la presencia de taninos puede ayudar a frenar el exceso de deposiciones.

-Regaliz (Glycyrrhyza glabra) La raíz de esta planta posee propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias de la mucosa gástrica (contraindicada en hipertensión).

-Cebolla (Alliun cepa) Por su contenido en quercitina ayuda a disminuir la inflamación (Decocción de una cebolla con piel en un litro de agua. Beber el agua a lo largo del día.)

-Valeriana (Valeriana officinalis) Ayuda a disminuir el estrés y reduce los espasmos de los músculos intestinales.

                                             Marisol Crespo

 (Texto publicado en el número 49 de “El cantal” en papel)


Deja un comentario

Debes Iniciar sesión para comentar.