EL HERBOLARIO
La Meditación

Feb 22nd, 2013 | por Elcantal | Categoria: El herbolario, Miscelánea, Salud y Consumo

 

meditacionMeditación se describe como la práctica de un estado de atención concentrada, sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el propio estado de concentración. Etimológicamente proviene del latín “meditatio”.Es una práctica milenaria que viene de Asia, y los orígenes más antiguos que se conocen datan de hace unos 2500 años, específicamente de la India. Se propagó a China en el siglo I, mas tarde a Corea, Vietnam y Japón llegando tras un largo recorrido hasta el mundo occidental.

Existen diferentes escuelas, métodos y tipos de meditación, con sonido, mantras, imágenes (como una vela), caminando, grupal etc. Hoy en día a nuestras sociedades llega más que nada, la meditación que se centra en una “contemplación” silenciosa, en la que el practicante está sentado en posición de loto, siendo esta la más popular y conocida entre nosotros.

La meditación es la práctica del desapego a nuestros pensamientos y emociones, a través de ella encontramos la experiencia de convertirnos en el observador de esos pensamientos, de esas emociones para descubrir que son relativos. Su propósito es pacificar y calmar la mente o mejor dicho traer la mente a casa. Si mantenemos una mente apacible, no tendremos tantas preocupaciones ni angustias, o por lo menos las veremos de otra manera. Al igual que un globo suelto en el aire se zarandea de un lado a otro al capricho del viento, nuestra mente se tambalea inestable a merced de las circunstancias externas. Por medio de la práctica de la meditación aprendemos a crear un espacio en nuestro interior y una flexibilidad y claridad que nos permite calmar nuestra mente sin vernos afectados por los cambios de las circunstancias externas. La meditación nos permite descubrir a nuestro observador interior, esa parte de nuestro ser que toma conciencia de aquello que nos acontece diferenciando al sujeto de los contenidos u objetos de la mente (pensamientos, sentimientos, recuerdos, imágenes, etc)

Resumiendo y esquematizando los efectos y beneficios de la meditación:

-La meditación nos sitúa en el aquí y ahora, cuando uno medita está realmente en el presente, ya que si no es así no se produce la meditación.

-La meditación nos enseña a no hacer, a no buscar una finalidad a las cosas y a estar en la percepción o atención sin búsqueda de objetivos.

-La meditación nos ayuda a eliminar las identificaciones que normalmente tenemos con los contenidos de la mente, sean los pensamientos, las vivencias, los juicios, los recuerdos etc.

– Genera un estado de calma mental la cual presupone un cambio de enfoque a la hora de percibir los problemas o las cuestiones que tenemos planteadas en nuestra vida, haciéndonos ver aspectos hasta ahora no descubiertos que nos dan nuevas y creativas formas de solucionar los problemas.

-La meditación nos permite aprender a dejarnos fluir, a no necesitar estar controlando tanto las situaciones de nuestra vida

-Ayuda a integrar las emociones rechazadas, ya que genera una marca de aceptación de todo nuestro mundo interno.

-Nos permite alcanzar un estado de integración de nuestras contradicciones y dualidades, ya que genera un estado mental de flexibilidad y tolerancia a los diferentes estados, vivencias o planteamientos mentales.

-La meditación desarrolla la capacidad de atención y autoconciencia personal.

 

Cualquiera puede meditar, aunque como práctica que es y valga la redundancia, hay que practicar; y si es muy difícil al inicio, podemos empezar con cinco minutos diarios, aumentando el tiempo conforme nos vayamos sintiendo cómodos y siempre podemos recurrir a personas que lo practican para que nos inicien.

Vamos en este viaje sin prisas, sin exigencias, a nuestro ritmo. Disfrutemos de los beneficios que nos ofrece esta práctica milenaria y que está disponible para el que desee utilizarla.

Abramos un poco nuestra mente y sigamos adelante en nuestro desarrollo como seres humanos para ir creando, uno a uno, un mundo mejor.

                                                            Marisol Crespo García

 


Deja un comentario

Debes Iniciar sesión para comentar.