11 febrero 2016. “Descripción”

20160214_173647

Villaseca.

Villaseca está situado sobre piedra caliza, en el entorno natural Hoces del Duratón, rodeado de enebros, sabinas.

Destacan sus casas antiguas hechas de dicha piedra.

En el siglo XIX estaba habitado por 600 personas, contaba con una alfarería y dos telares, rebaños de ovejas y algo de agricultura.

En el centro del pueblo más moderno y con forma de palomar sobresale el antiguo depósito de agua.

 

 

Por siempre Pilar

Por siempre Pilar.

En estos días se cumple el 9º aniversario de la muerte de mi madre, y dado el gran vacío que dejo su ausencia en mí, voy a hacer una pequeña descripción de cómo era ella.

Era una persona muy valiente, “de hierro” diría yo, a la que la vida vapuleó duramente, pero siempre sacó fuerzas para seguir adelante.

Fue una gran madre, desviviéndose para que sus hijos pudiesen salir adelante.

Preocupada por su pueblo, Sepúlveda, de el que se sentía orgullosísima, y al que aportaba su granito de arena en lo que podía.

 

Teide

El Teide.

El Teide es un volcán cuyo cráter está cubierto por una boina blanca casi permanentemente, tiene una falda oscura salpicada de florecillas y vegetación por dónde pasean algunos animales autóctonos que sólo les gusta vivir allí.

Paraíso de la naturaleza, dónde las nubes se unen a su alrededor formando una toquilla para protegerle del frío, no sea que se constipe y empiece a estornudar.

 

 

 

La luna

La luna.

Es el único satélite de la Tierra. Con un diámetro de 3474 Km. Se encuentra en relación sincrónica con la Tierra, siempre mostrando la misma cara hacia el planeta y siendo voluble en cuanto a su aspecto.

Pero, ¿que representa la luna?

La Luna es misteriosa e inalcanzable para los ojos de los más pequeños. Romántica y cómplice para los amantes. Un sueño  y una compañía para la vejez. Fuente de luz en las noches oscuras. Motor que mueve las mareas sin cesar. Objeto de veneración para pasadas civilizaciones. Testigo de innumerables crímenes y de las más apasionadas pasiones.

 

 

El miedo a volar

El miedo a volar.

Descripción personal de la zona de confort.

 

El miedo a volar, a salir del nido, a crecer, a mejorar, a hacer cosas diferentes de tu día a día, a la desconfianza. El miedo. El pánico. Lo desconocido.  Lo que no se tiene bajo control. Lo que te hace sentir incómodo. El miedo.

Todos sentimos ese miedo, pero la respuesta no es quedarse imbatible y escudarnos en él.  Nada de agarrarse a clavos ardientes, nada de “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

Hay que equivocarse, probar, sentirse vulnerable, reinventarse… para después crecer, aprender y valorar que el simple -nunca simple- hecho de haberlo intentado te hace especial y se llama desarrollo. Desarrollo personal.

 

imagen_miradasUna mirada

Me resulta interesante leer en las miradas de las personas; diferente lectura en cada una de ellas, tantas como emociones  somos capaces de sentir.

-La mirada protectora y cargada de  ternura de unos padres hacia un hijo, conmovedor.

-Miradas de admiración a veces, otras de envidia de un pequeño hacia su hermano mayor.

-Dos jóvenes abrazados, con esa mirada de embobamiento que anuncia el descubrimiento del primer amor, una tercera mirada  alzando desdeñosamente las  cejas.

-Un señor de cierta edad y aspecto refinado clava su hostil mirada en un perro, que a pata alzada, moja sus relucientes zapatos italianos.