Por siempre Pilar

Por siempre PilarPor siempre Pilar.

29 enero 2007

Dolor, rabia, pena, impotencia, desesperación.

Tristeza, angustia, rebelión.

Resignación, añoranza, fortaleza, empeño, cicatrización…

 

 

Por siempre Pilar.

En estos días se cumple el 9º aniversario de la muerte de mi madre, y dado el gran vacío que dejo su ausencia en mí, voy a hacer una pequeña descripción de cómo era ella.

Era una persona muy valiente, “de hierro” diría yo, a la que la vida vapuleó duramente, pero siempre sacó fuerzas para seguir adelante.

Fue una gran madre, desviviéndose para que sus hijos pudiesen salir adelante.

Preocupada por su pueblo, Sepúlveda, de el que se sentía orgullosísima, y al que aportaba su granito de arena en lo que podía.

Gran lectora, amiga de todo lo relacionado con la cultura y con mucho interés por seguir aprendiendo.

Socialista, pero católica, así se definía, y con un gran sentido del humor.

De ella he aprendido a valorar las pequeñas cosas y a ser honrada y sincera, y sobre todo a disfrutar de lo que hago, poniendo ilusión y cariño.

Su coraje, sus ganas de vivir y su fuerza para luchar a pesar de su enfermedad, hacen que para mí haya sido una pérdida irreparable.

A.A.A.